Anestesia dental: ¿cuánto dura y qué efectos tiene?

anestesia-dental

La anestesia es una técnica que se emplea a diario tanto en medicina como en odontología. En este caso, nos concierne su uso en las clínicas dentales, ya que gracias a la anestesia dental se pueden llevar a cabo procedimientos que no se podrían realizar de otro modo o que provocarían un inmenso dolor al paciente.

Por anestesia dental entendemos aquella que tiene como finalidad la eliminación de la sensibilidad de la boca como zona concreta de nuestro cuerpo.

De este modo, los odontólogos pueden llevar a cabo cualquier tratamiento con el paciente de manera cómoda e indolora. Mientras haga efecto la anestesia dental, el paciente no sentirá nada en la zona tratada.

Desde AD+ Medical vamos a profundizar más sobre este tema presentando qué técnicas de sedación existen hoy en día, cuánto duran y qué efectos tienen en el paciente.

¿Cuáles son las principales técnicas de sedación?

Hay muchos tipos de anestesia dental, tanto de aplicación individual como combinada, dependiendo de factores como el estado de salud, la edad, la duración del procedimiento y el tipo de reacción a anestesias anteriores.

Aparte de esos factores, las técnicas de sedación se pueden clasificar de la siguiente manera.

cuanto-dura-la-anestesia-dental

Anestesia local

Este tipo de anestesia se aplica a través de una jeringa para impedir la conducción nerviosa en zonas determinadas de la cavidad oral, provocando de esa forma la eliminación de cualquier tipo de sensibilidad o molestia del paciente.

Esta es la técnica más habitual, ya que se aplica en los tratamientos más comunes como son los implantes, empastes, endodoncias, extracciones, etc. También es la que se emplea para realizar limpiezas bucales profundas en las que hay que eliminar una placa de sarro en la pieza dental.

>  Instrumental para la obturación con composite

Para lograr un resultado anestésico de éxito se pueden emplear diferentes sustancias, como lidocaína, articaína, prolicaína, bupivacaína y mepivacaína, que se inyectan de forma directa en la zona que se va a tratar.

Su efecto tarda unos 10 minutos aproximadamente y dura entre 30 y 60 minutos. Dentro de este tipo de anestesia dental se puede hablar de varios tipos según la zona en la que se va a llevar el procedimiento:

  • Troncular: se emplea para dormir la arcada inferior de la boca, insensibilizando la parte de abajo de la boca (incluyendo lengua y labio).
  • Infiltrativa: se aplica en la arcada superior, o en el caso de niños, puede aplicarse en la inferior.
  • Intraligamentosa: este tipo de anestesia dental local se aplica entre el ligamento y el hueso dental. Por ejemplo, para el caso de tratar una endodoncia, primero se emplea la troncular y posterior la anestesia intraligamentosa.

Crema, spray o parche anestésico

Actualmente, este tipo de anestesia dental no se aplica de forma independiente en ningún procedimiento, ya que su forma de aplicación tópica tiene una efectividad limitada y su uso es, principalmente, para adormecer la zona donde se va a dar el pinchazo de la anestesia dental.

Sedación

La sedación es la técnica que se aplica para todos aquellos pacientes que padecen ansiedad, puesto que ayuda a mantenerlos tranquilos y quietos durante la intervención del odontólogo.

Este tipo de anestesia dental puede ser de varios tipos:

  • Sedación consciente: se aplica para relajar al paciente y evitar una experiencia traumática en el dentista, por eso se usa mucho con niños. Asimismo, se puede utilizar para realizar un implante, puesto que muchos pacientes temen este procedimiento.
  • Sedación leve: se aplica por medio de una mascarilla por la que se inhala óxido nitroso, aunque también puede utilizar diazepam, propofol o midazolam. Es una técnica de sedación apropiada para tratamientos periodontales.
  • Sedación profunda o anestesia monitoreada: grado de sedación por el que el paciente duerme profundamente, pierde sensibilidad y resulta difícil despertarla.
>  Historia de la radiología dental

Anestesia general

En este caso, el paciente se queda totalmente dormido y pierda la consciencia completa. Este tipo de anestesia se aplica para realizar cirugías donde se corrigen alteraciones maxilofaciales, deformidades o, incluso, para extraer las muelas del juicio.

En general, la anestesia general se usa para tratamientos que van a durar un periodo de tiempo largo. Asimismo es esencial que se realiza en un hospital, puesto que el paciente se encuentra completamente monitorizado.

Se puede utilizar sustancias como ketamina, propofol, diazepam, midazolam, etomidato, isoflurano, óxido nitroso, metohexital, sevoflurano o desflurano.

¿Cuánto dura la anestesia dental?

anestesia-dental-local

La anestesia dental local desaparece completamente pasada la primera hora y entre la tercera hora después de su aplicación. En este periodo de tiempo, el paciente ira recuperando progresivamente la movilidad y sensibilidad de la zona anestesiada.

Por otro parte, el óxido nitroso tiene un efecto que empieza a revertirse en cuanto el paciente deja de respirarlo por medio de la mascarilla. En otras palabras, una vez se haya finalizado la intervención y el profesional corte el suministro de gas.

Transcurrirán unos 20 minutos aproximadamente de respiración hasta que desaparezcan los efectos. Aun así, es aconsejable que el paciente no conduzca durante las 4 horas posteriores.

Por último, la sedación consciente es la que tiene mayor duración posterior, ya que su aplicación es a través de vía intravenosa. Por regla general, el efecto desaparece por completo tras 6 horas desde su aplicación.

Es recomendable que tras someterse a una intervención en la que se suministre este tipo de sedación, el paciente salga de la clínica acompañado, no conduzca, no ingiera alcohol y no tome decisiones relevantes.

>  Ortopantomografía, ¿en qué consiste este tipo de radiografía dental?

¿Qué efectos puede producir la anestesia dental en el paciente?

La anestesia dental tiene pocos efectos secundarios y en el caso de tenerlos son de carácter temporal. ¿Quieres saber cuáles son? Los principales serían:

  • Incapacidad de parpadear.
  • Probabilidad de cierre de los párpados o bajada de los músculos de las mejillas.
  • Adormecimiento de la parte posterior de la zona anestesiada.
  • La composición farmacológica puede aumentar el ritmo cardíaco durante unos minutos. Si es así advertirlo al dentista.
  • Producción de hematomas si con la inyección se alcanza un vaso sanguíneo.
  • En raras ocasiones, los nervios pueden verse dañados. Si la aguja alcanza al nervio directamente se puede provocar un adormecimiento y dolor por varias semanas.

Desde AD+ Medical esperamos haberte ayudado con este artículo a adquirir los conocimientos para saber qué es la anestesia dental, que técnicas existen hoy en día, cuánto dura y qué efectos secundarios puede producir en el paciente.

Entradas recomendadas